Minerales

MIMEX® contiene:

Calcio
Fosforo
Hierro
Magnesio
Potasio
Zinc
CALCIO

Mineral más abundante depositado casi todo en los huesos y dientes. La absorción de este mineral se lleva a cabo en el duodeno pero sólo se absorbe entre el 10 y 40% del ingerido siendo el resto eliminado por las heces, la orina y el sudor.
Si desciende el nivel de Ca en sangre se transfiere calcio del hueso a la sangre y el que iba a ser eliminado por la orina es reabsorbido por el riñón aumentando así su absorción intestinal. Se encuentra en: productos lácteos espinacas, brócoli, coles, semillas de girasol, cacahuates, nueces, alubias secas, hortalizas, avena, tortilla de maíz nixtamalizadas, MIMEX®, ajonjolí, sardinas, salmón.

Absorción

•Debe llegar al intestino como nutriente hidrosoluble o no será absorbido.
•Necesita un medio ácido en el intestino para su correcta absorción de no ser así el calcio y el fósforo forman fosfato de calcio -que es insoluble y no absorbible- pudiendo favorecer la formación de depósitos en los tejidos blandos.
•La hormona paratoidea, la calcitonina y la vitamina D se hacen indispensables para el equilibrio entre el calcio del hueso y el de la sangre.
•Grandes cantidades de grasa, ácido oxálico (chocolate, espinacas), fosfatos (alimentos ricos en fósforo) y ácido fítico (contenido en los tegumentos de los cereales y leguminosas) son capaces de impedir la adecuada absorción del calcio.
•La fibra contenida en los alimentos puede captar el calcio y arrastrarlo con las heces.
•Deben ingerirse proteínas, factor indispensable para el transporte del calcio a través de la barrera intestinal.
•Es fundamental el ejercicio para mantener unas cifras adecuadas de calcio en los huesos.

Funciones

•Participa en la estructura, desarrollo y constitución de los huesos y dientes.
•Actúa junto al magnesio como regulador del ritmo cardíaco
•Es indispensable en compañía de la vitamina K para la coagulación sanguínea.
•Interviene en la transmisión del influjo nervioso.
•Interviene en el tránsito de nutrientes que se lleva a cabo en la membrana celular.
•Reduce los niveles de histamina.
•Alivia el insomnio
•Colabora en la conversión del hierro.
•Favorece la absorción de la vitamina B-12.
•Previene, junto a otros minerales, el depósito de metales pesados en el organismo.
•Interviene en el control del nivel de colesterol en sangre.

Osteoporosis
Es una enfermedad ósea que debilita los huesos. A veces se dice que una persona con osteoporosis se ha caído y roto la cadera; en realidad, muchas veces sucede al revés: la cadera se fractura debido a la debilidad del hueso y, como consecuencia, la persona se cae.
La osteoporosis es la causa de ocho millones de fracturas espontáneas que padecen las mujeres cada año. En ellas la enfermedad comienza antes de la menopausia pero la pérdida de calcio se acelera con la misma. Es además el resultado de una dieta deficiente y de la falta del ejercicio adecuado. La salud de los huesos no está únicamente relacionada con el calcio: intervienen otros nutrientes como el silicio, la vitamina D, la vitamina K, el fósforo, el zinc, el manganeso, el boro, el molibdeno, el cobre y el magnesio.

La incidencia de la osteoporosis es mayor entre las personas que ingieren poco calcio en su dieta. En esta enfermedad, el calcio óseo es “prestado” por los huesos para mantener el nivel óptimo de calcio en la sangre.
Diversos estudios han demostrado que complementar la dieta con calcio aumenta significativamente la densidad ósea. Además, los suplementos de este mineral protegen a las mujeres posmenopáusicas sanas frente a la osteoporosis. Algunas afirmaciones hechas por investigadores del Proyecto Cornell, Cornell-Oxford-China de Nutrición, Salud y Medio ambiente, uno de los estudios más rigurosos y concluyentes de la historia de la investigación en materia de salud, se inició en 1983 con un estudio pormenorizado de los hábitos cotidianos de 6.500 habitantes de 65 provincias dispersas de la China rural.

Una característica de la dieta occidental es que contiene gran cantidad de grasas y colesterol en forma de carnes, derivados lácteos, aceites y alimentos fritos. Frente a este tipo de dieta está la de China, rica en fibra, pobre en grasas y basada fundamentalmente en cereales integrales y muchas verduras y hortalizas donde las proteínas se obtienen de los derivados de la soya. Las conclusiones, después de largos años de trabajo, fueron que las dietas ricas en proteínas aumentan el riesgo de padecer osteoporosis. La investigación demostró la relación existente entre el exceso de proteínas en la dieta y la fragilidad ósea. Incluso tomando diariamente leche el exceso de proteínas puede poner en peligro la salud de los huesos ya que ocasiona una menor absorción del calcio en el tracto intestinal. Los chinos apenas consumen leche de vaca y derivados y sin embargo, tienen los índices de osteoporosis más bajos del mundo (las mujeres chinas mayores de 45 años tienen una densidad ósea mucho mayor que sus homólogas estadounidenses). Los norteamericanos, con su dieta rica en proteínas y calcio, tienen por el contrario un índice de osteoporosis sorprendentemente alto. Con lo que una de las conclusiones claras a la que llegaron los investigadores fue que también se puede prevenir la osteoporosis obteniendo el calcio de fuentes vegetales.

Deficiencia

•Raquitismo
•Osteoporosis
•Calambres musculares
•Alteraciones cardiacas
•Hemorragias, osteomalacia.
FÓSFORO

Este mineral está presente en cada una de las células del cuerpo humano siendo el segundo mineral más abundante. Está directamente relacionado con el calcio, manteniendo un equilibrio indispensable para que ambos minerales puedan ser utilizados de manera efectiva por el organismo.
El fósforo se absorbe en grandes cantidades en el intestino siendo almacenado en los huesos y dientes junto al calcio. Para que este mineral sea absorbido necesita de la presencia de vitamina D y calcio. Su absorción se puede ver seriamente afectada con la presencia de azúcar blanco o excesivas cantidades de hierro, aluminio y magnesio. Las mejores fuentes de fósforo son los pescados, las aves, los cereales integrales, los frutos secos y las semillas.

Funciones

•Ayuda en el crecimiento y reconstrucción de los huesos.
•Alivia los dolores provocados por la artritis.
•Mantiene las encías y los dientes en buenas condiciones.
•Está presente en el metabolismo de las grasas.
•Estimula las contracciones musculares, incluidas las del músculo cardíaco.
•Es indispensable su presencia para que se puedan asimilar las vitaminas B-2 y B-3.
•Es necesario para la transmisión de los impulsos nerviosos.
•Está presente en casi todas las reacciones químico-fisiológicas.
•Es necesario para un buen funcionamiento de los riñones.
•Es parte importante en la división y reproducción celular.
•Colabora en el mantenimiento del pH de la sangre.
•Es parte importante de los ácidos nucléicos: ADN y ARN.
Déficit

•Alteraciones en el crecimiento como en la calidad de los huesos y dientes, además de otras alteraciones óseas
•Raquitismo
•Irritabilidad
•Confusión y desórdenes del lenguaje
•Desórdenes nervioso
•Fatiga mental y física
•Fragilidad muscular.
Causas que favorecen su déficit

•Alteración en el equilibrio con el calcio
•Alimentación desequilibrada con consumo excesivo de grasas, harinas y azúcares refinados
• Deficiencia de vitamina D
•Hipotiroidismo
•Estrés
Toxicidad
Es poco tóxico aunque se tome como suplemento de la dieta pero una excesiva ingesta de este mineral puede favorecer una hipo calcemia.

HIERRO

Es un mineral indispensable para la vida. Además, a pesar de ser un elemento muy común su carencia es más frecuente de lo que se piensa, incluso en países desarrollados. El hierro contenido en los alimentos es hidrolizado en el estómago y después absorbido. El hierro en forma de quelatos o hemínico pasa al interior de las células intestinales y ahí se une a una proteína (ferritina) que permitirá que el hierro se fije a otra proteína (transferrina) y pueda así ser transportada a la sangre. El hierro es tan importante que el organismo humano ha desarrollado estrategias destinadas a conservarlo; el hierro excedente es encerrado y almacenado en la médula ósea, el hígado y el bazo, y en épocas de escasez el organismo recurre a esa reserva.
Fuentes: hígado de cerdo, riñones de vaca, harina de maíz, almejas crudas, lcarnes rojas, yemas de huevo, las ostras, frutos secos, legumbres, cerezas, peras, perejil, espárragos, melazas, cereales integrales, papas, col.

Funciones:

•Es indispensable para el transporte de oxígeno por la sangre hacia los tejidos.
•Es junto al cromo, elemento transportador de proteínas.
•Forma parte de la estructura de una enzima, la catalasa, que protege al organismo contra los radicales libres.
•Es necesario para la metabolización de las vitaminas del grupo B.
•Se ha sugerido que los suplementos de hierro administrados cuando hay déficit de este mineral pueden mejorar la función cerebral de las adolescentes aumentando su capacidad para el aprendizaje y para la memoria.
Deficiencia

•Fatiga
•Bajo rendimiento anemia
•Dificultad para realizar esfuerzos
•Partos prematuros
•Inapetencia
•Uñas y pelo frágil y quebradizo
•Dificultad de concentración
•Debilidad muscular
•Repercute en el desarrollo mental de bebés y niños.
Causas que favorecen su Deficiencia

•La elevada ingesta de té, café y bebidas alcohólicas dificultan la asimilación del hierro.
•Dietas bajas en proteínas, alta en grasas, harinas y azúcares refinados.
•Hemorragias o diarreas crónicas.
•Un medio intestinal alcalino.
Toxicidad
El organismo elimina con cierta dificultad el exceso de hierro y las consecuencias son más graves que las derivadas de su carencia; una sobrecarga de hierro puede conducir a graves enfermedades como destrucción masiva de glóbulos rojos, cirrosis, diabetes, artritis (por acumulación de hierro en las articulaciones), trastornos cardíacos, impotencia y esterilidad, entre otras. Algunos estudios advierten del peligro que conlleva los niveles altos de hierro.
La FDA estadounidense reconoció que existían razones para investigar la posible relación existente entre el hierro y el cáncer por lo que se volvió a evaluar la deficiencia y la sobrecarga de hierro en los alimentos.

MAGNESIO

Metal alcalino, elemento más prolífico de la corteza terrestre y uno de los minerales más abundantes en el cuerpo humano. Aproximadamente el 70% del magnesio corporal está localizado en los huesos en combinación con fosfato y bicarbonato. Una quinta parte del contenido corporal de este mineral está presente en los tejidos blandos, unido a proteínas.
Las fuentes naturales ricas en este mineral son: legumbres, limones, toronjas, higos, manzanas, maíz amarillo, almendras, nueces, avellanas, semillas y vegetales de color verde oscuro.

Funciones

•Participa como co-factor en muchos procesos enzimáticos, como en la producción de energía, la duplicación del ADN y las bombas de energía que mantienen la distribución de otros minerales a través de las membranas celulares.
•Mantiene normalizadas las tasas de colesterol.
•Es regulador del ritmo cardíaco.
•Esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso y músculos puesto que participa en la transmisión de los impulsos nerviosos y es activador de las contracciones musculares.
•Regula los niveles de azúcar en sangre.
•Favorece la absorción y metabolismo de otros minerales como el calcio, el fósforo, el sodio y el potasio.
•Ayuda a regular la temperatura corporal
•Es coadyuvante en el metabolismo de las proteínas, por lo que participa en la reparación y mantenimiento de las células y tejidos.
•Es conocido como el mineral anti estrés
Deficiencia

•Dificultad de coordinación muscular así como calambres, espasmos y temblores.
•Astenia (cansancio) y pérdida de apetito.
•Confusión, desorientación, deterioro de la capacidad intelectual, alteraciones de la conducta, tendencias suicidas y esquizofrenia.
•Convulsiones y epilepsia.
•Tics nerviosos.
•Estreñimiento.
•Ataxia. (falta de coordinación de movimientos musculares)
•Mayor probabilidad de formar depósitos de calcio en los riñones, vasos sanguíneos y corazón.
•Mayor riesgo de padecer accidentes cardiovasculares.
Causas de Deficiencia

•Explotación abusiva de los terrenos de cultivo.
•Una conducta dietética inadecuada con bajo consumo de alimentos.
•Un elevado consumo de leche desajusta la absorción del magnesio.
•Pérdidas excesivas de fluidos corporales debidas a patologías o inducidas por agentes externos.
•Uso prolongado de píldoras anticonceptivas.
•Pérdidas gastrointestinales: diarreas, abuso de laxantes, enteritis o enemas frecuentes.
•Alteraciones metabólicas.
•Cirrosis hepática, fallo cardíaco, síndrome nefrótico, tratamientos con insulina.
Toxicidad
La toxicidad de este mineral es rara pues es excretado con facilidad; sin embargo, dosis altas pueden causar problemas, especialmente si el consumo de calcio es bajo y el de fósforo alto. En ese caso puede aparecer hipertensión arterial, problemas cardíacos e, incluso, estados de coma.
Aunque este mineral no resulte tóxico su uso debe ser controlado siempre por un profesional de la salud.

Beneficios

•El magnesio ayuda a fijar el calcio y el fósforo en huesos y dientes. Además regula la absorción del calcio y lo mantiene en equilibrio con respecto a otros electrolitos. Asimismo, previene la formación de cálculos renales y la entrada y depósito de calcio en músculos, arterias y células cardiacas.
•Actúa como laxante suave, fue su primer uso terapéutico.
•Previene los partos prematuros y otras complicaciones manteniendo el útero relajado.
•Interviene en el equilibrio hormonal disminuyendo la intensidad de los dolores premenstruales.
•Favorece el sueño y la relajación.
•Controla la flora intestinal.
•Mantiene el equilibrio ácido-base. Dado que es un mineral alcalino los especialistas lo prescriben como antiácido.
•Interviene en el metabolismo celular.
•Activa las vitaminas del complejo B y juega un importante papel en la síntesis de proteínas, lípidos, carbohidratos y otros nutrientes.
•Previene trastornos digestivos e infecciones e interviene en la correcta regeneración de tejidos.
POTASIO

Mineral presente en la corteza terrestre. Se trata de un metal alcalino que se encuentra de forma natural en la mayoría de los alimentos. El potasio permanece en el fluido intracelular mientras que el sodio lo hace en el medio que rodea la célula. El organismo utiliza la energía que proporciona una molécula llamada ATP para llevar el potasio a la célula y el sodio fuera de ella. Una parte importante de las calorías de la dieta, están destinadas a aportar la energía suficiente para que funcione la bomba sodio-potasio de las membranas celulares. Además de lo expresado anteriormente, hay otra bomba que consigue su energía a través de la bomba sodio-potasio. Es la de calcio cuya función es mantener la cantidad de este mineral en el interior de la célula muy por debajo de la cantidad que circula en el exterior. El calcio hace que se contraigan las células musculares dando lugar al latido cardíaco y a la contracción de las paredes arteriales.
Es importante relación entre el potasio, el sodio y el calcio ya que los tres minerales participan de manera decisiva en el ritmo y latido cardíaco así como en el control de la presión sanguínea.
Estudios realizados en 1987 en Estados Unidos, Japón, Australia e Inglaterra demuestran la importancia del potasio para el sistema cardiovascular.
Como dato curioso cabe recordar los problemas médicos que ocasionó la deficiencia de potasio en los astronautas del Apolo 15. En el programa espacial de aquella misión se tuvo que limitar hasta el peso de las dietas de los astronautas y se utilizaron alimentos refinados. El Dr. Charles Berry, médico de la NASA, comprobó que uno de los astronautas tuvo una serie de diez latidos cardíacos irregulares y sufrió después arritmias durante tres horas mientras otro astronauta tuvo arritmias justo antes del amerizaje; éste último, sin embargo, había tomado una aspirina porque le dolía un hombro y ello aumentó su excreción de potasio. Tras esta experiencia los astronautas de los siguientes programas espaciales comenzaron a tomar alimentos ricos en potasio antes de partir. Fuentes: se encuentra en todo el reino vegetal, frutas cítricas, melón, tomate, berros, todos los vegetales de hoja verde oscura, hierbabuena, semillas de girasol, plátanos y papas.

Funciones

•Participa, junto al fósforo, en el envío de oxígeno al cerebro.
•Ayuda a reducir la presión sanguínea.
•Favorece la eliminación de los desechos orgánicos.
•Estimula los movimientos del intestino.
•Es indispensable para el crecimiento.
•Estimula, junto al sodio, los impulsos nerviosos y la actividad neuromuscular.
•Junto al calcio y al sodio normaliza el ritmo cardíaco.
•Colabora en la conversión de glucosa en glucógeno.
•Ayuda a mantener -junto con otros elementos- el equilibrio ácido- alcalino.
Deficiencia

•Edema.
•Dolores de huesos y articulaciones así como calambres.
•Hipoglucemia.
•Confusión mental, irritabilidad y falta de reflejos.
•Piel seca.
•Debilidad muscular.
•Abdomen hinchado, parálisis de ileo y vómitos.
•Hipotensión arterial.
Causas que favorecen su Deficiencia

•Las drogas diuréticas comunes incrementan de manera peligrosa la excreción de potasio. · Un prolongado uso de laxantes, corticoesteriodes y ACTH.
•La diabetes mellitus
•Las diarreas crónicas.
•Dosis elevadas de penicilina y carbenicilina.
•Empleo de soluciones salinas que no contengan potasio.
•Ingestión de arcilla.
•Elevado consumo de sal y azúcar refinado.
•Ayunos prolongados.
•Enfermedad cardiaca grave.
•Enfermedad renal.
•Vómitos y colitis.
•Estrés físico y emocional.
Toxicidad
Es un elemento no tóxico pero los suplementos con cloruro de potasio pueden provocar alteraciones en la mucosa gástrica. Altas cantidades de potasio pueden provocar efectos indeseados sobre el corazón y los músculos.

Precauciones
Las dietas pobres en carbohidratos favorecen la pérdida de potasio.
Las personas que padezcan insuficiencia renal no deben ingerir suplementos de potasio sin el control de un profesional de la salud.

ZINC

Mineral esencial para las plantas, animales y seres humanos.
El zinc está relacionado con multitud de procesos metabólicos importantes por lo que es conocido como un nutriente indispensable para la salud.
La cisteína (la carne es rica en este aminoácido) favorece la absorción de este mineral; gracias a los jugos pancreáticos, es trasportado a través de las células intestinales. Las mayores concentraciones de zinc se encuentra en huesos, músculos, piel y otros tejidos corporales. Es excretado por vía urinaria y por las heces aunque en determinados procesos patológicos las pérdidas pueden ser mayores. Aunque es uno de los componentes más importantes de la dieta se ha demostrado que buena parte de la población padece carencias de este mineral.
Las mejores fuentes de zinc son la levadura de cerveza, las semillas de calabaza, los huevos, la leche en polvo, la mostaza molida, el germen de trigo y la carne.

Funciones

•Ayuda a la formación de insulina.
•Está presente en la contractibilidad de los músculos.
•Es esencial para la síntesis de proteínas.
•Es importante para el equilibrio ácido-alcalino de la sangre.
•Normaliza la función de la glándula prostática.
•Participa en el desarrollo de los órganos reproductivos.
•Es necesaria para la síntesis de ADN.
•Nuevas investigaciones lo relacionan con el buen funcionamiento del cerebro.
•Contribuye a la integridad defensiva del plasma.
•Ayuda a disminuir los depósitos de colesterol.
•Favorece la cicatrización de las heridas.
•Ayuda a la digestión de los hidratos de carbono.
•Participa en el metabolismo del fósforo.
•Favorece la liberación de vitamina A de su almacén hepático.
•Colabora en el desarrollo del esqueleto, sistema nervioso y cerebro del feto.
•Antioxidante importante frente al cáncer.
Déficit

•Baja tasa de crecimiento.
•Alteraciones mentales.
•Alteraciones en la forma y función de los órganos reproductores masculinos.
•Alteraciones en el sentido del gusto y olfato.
•Depresión inmunitaria.
•Baja tolerancia a la glucosa.
•Manchas blancas en las uñas.
Causas que favorecen su Déficit

•Un elevado consumo de fibra dietética porque impide su absorción.
•La ingesta excesiva de cadmio ya que favorece la deficiencia de zinc.
•Las proteínas vegetales utilizadas como sustitutivas de la carne -sobre todo cuando son la única fuente de proteínas en la dieta- porque provocan niveles bajos de zinc en la misma.
•El ácido fítico y los polifosfatos ya que pueden provocar bajos niveles de zinc en sangre.
•El embarazo.
•El primer año de vida y la fase rápida de crecimiento.
•El síndrome premenstrual
•Las enfermedades graves.
•En el caso de diabetes, alcoholismo o alteraciones prostáticas se debe incrementar el consumo de zinc.
•La administración de zinc en el caso de irregularidades menstruales puede dar muy buenos resultados.
•El zinc y el magnesio deben administrarse a personas mayores con predisposición a padecer demencia senil.
•El uso de zinc aumenta la necesidad de vitamina A.
Toxicidad

Es poco tóxico salvo cuando se toma en cantidades elevadas. Los síntomas de intoxicación son náuseas, vómitos y fiebre.